La Charla
Envejerse con Elegancia
5 Factores de Salud
Estilo de Vida
Osteoporosis
La Quiropráctica y los Deportistas
Su Columna Su Salud
50% descuento para la 1ª Visita
Equipo de Solana
Links
SU ESPINA DORSAL, SU SALUD
Dentro de cada uno de nosotros reside una increíble inteligencia innata.
La vida es nuestra vocación, es todo lo que somos. Nos pone retos, nos tienta, nos provoca y frustra, nos motiva, inspira y enseña, y, por supuesto, nos recompensa. Más que ninguna otra cosa, la vida está llena de oportunidades. La oportunidad de crecer, contribuir, dar forma a nuestro destino, y definir por nosotros mismos nuestra forma de vivir. En esta vida ciertas circunstancias logran que la oportunidad y la preparación se unan. Si queremos mantener nuestras coordenadas a la hora de alcanzar nuestra capacidad máxima a lo largo de esta aventura, es fundamental aceptar y respetar una gran verdad:

Esta inteligencia innata es la esencia de la vida. En cada momento, está coordinando nuestra respiración, nuestro proceso curativo, nuestro crecimiento, nuestra digestión, y nuestra adaptación a los agentes químicos, emocionales y estresantes físicos. Todo ello ocurre simultáneamente y, normalmente, con tal perfección que pasamos la mayor parte de nuestras vidas inconscientes ante el complejo baile que ocurre en nuestro interior. Tal y como un director dirige una orquesta para crear una perfecta sinfonía, su inteligencia innata actúa del mismo modo, para dirigir la hermosa sinfonía que es la vida.

Hasta tal punto respeta el quiropráctico esta verdad fundamental que, todos los aspectos que éste enseña y realiza para cuidar los miembros de su comunidad, emergen de los fundamentos que esta verdad establece.

Así pues, ¿porqué los quiroprácticos se centran en la columna vertebral, y que tiene que ver la espina dorsal con la inteligencia innata y con alcanzar el máximo de nuestras posibilidades a lo largo de nuestras vidas?

Pues bien, resulta que muchísimo.

La espina dorsal consiste en 32 huesos que cubren y protegen la red de comunicaciones en nuestro cuerpo llamada médula espinal. Es a través de esta red como la inteligencia innata informa y coordina el delicado baile de la vida. El quiropráctico procura mejorar las funciones espinales y del sistema nervioso, con el fin que la inteligencia innata pueda interpretar adecuadamente los retos de la vida, y luego responder ante éstos. El quiropráctico consigue este propósito a través de unas técnicas individualizadas, naturales y seguras, que aplica a lo largo de un programa de cuidados asequibles.

Aquellas personas que ya son conscientes de la importancia de su salud se darán cuenta de la importancia que tienen los aspectos de la vida quiropráctica. Ya sabrán que el ejercicio físico constante, una buena dieta, un bajo nivel de estrés, y una actitud mental equilibrada son aspectos básicos para llegar al 100% de nuestras posibilidades. Sin embargo, no siempre se les ha informado del factor más importante de la ecuación, del cual depende todo lo demás.

Debido a que el sistema nervioso es el sistema regulador de todas las células, tejidos y órganos del cuerpo, todos los otros aspectos del estilo de vida quiropráctico se alcanzan mejor cuando el sistema espinal y nervioso funcionan al máximo de sus posibilidades. Por ejemplo:

Es poco probable que alcance su capacidad máxima en ningún aspecto de su vida si la expresión de la inteligencia innata de su cuerpo está siendo interferida. Visitar a un quiropráctico consiste en asegurarse de que consigue la expresión plena de su capacidades máximas al minimizar las interferencias. Tal y como dijo Joseph Campbell, “la gran pregunta es si va a poder decir un sí de todo corazón a esta aventura que es la vida”.

Vaya en busca de un estilo de vida quiropráctico y prepárese bien para aprovechar todas las oportunidades que le presente la vida.
 
 
  
Designed by smart-steps.com