La Charla
Envejecer con Elegancia
5 Factores de Salud
Estilo de Vida
Osteoporosis
La Quiropráctica y los Deportistas
Su Columna Su Salud
50% descuento para la 1ª Visita
Equipo de Solana
Links
EL ESTILO DE VIDA QUIROPRÁCTICO
“El futuro depende de lo que hacemos en el presente”
Mahatma Gandhi

Hasta las últimas décadas del siglo XX, la ciencia sólo era capaz de darnos sugerencias poco consistentes en como llevar una buena calidad de vida: ejercicio físico a diario, una dieta equilibrada y la prevención contra los “aceleradores de la vejez”, como son el exceso de alcohol y el tabaco, y el sobrepeso.

Sin embargo, gracias a las más recientes investigaciones, tenemos una mejor idea de como podemos estar lo más sanos posible.

Un gran número de investigaciones sugieren, en la actualidad, que bastantes de los aspectos que se consideran dentro del estilo de vida quiropráctico pueden, si se abandonan, llegar a causar daños en los cromosomas y resultar en un envejecimiento prematuro. Una mala dieta, una actitud mental negativa, un exceso de estrés y, lo más importante de todo, las interferencias en el sistema nervioso, han sido relacionados con el daño de los cromosomas y el envejecimiento prematuro. (1-3)

Basándose en esta investigación el Dr. Michael Fenech, un investigador de la Organización Australia’s Commonwealth Scientific and Industrial Research, sugiere que el daño de los cromosomas puede ser disminuido si se modifican algunos factores de la dieta (incrementando los alimentos con vitamina B12 y foliato, y minimizando la carne cocinada y el consumo de vino). (1-4) Se cree que una dieta modificada correctamente puede prevenir el daño al ADN y que, por lo tanto, puede contribuir a alcanzar una mejor calidad y cantidad de vida. Varios estudios sugieren que el estrés, cuando va más allá de las posibilidades de uno, juntamente con la depresión, tiene efectos directos sobre nuestra salud a través de la modificación de la reparación del ADN y el bloqueo del buen funcionamiento del sistema inmunológico. (5-8)

Actualmente, un número de otros estudios describe el daño de los cromosomas como el resultado de un cambio anormal en el sistema nervioso, del tipo que se suele relacionar con los problemas asociados con la espina dorsal (las subluxaciones espinales), las que el quiropráctico está capacitado a detectar y corregir. (9-13)

A más a más, el quiropráctico sostiene que ninguno de los otros aspectos para lograr un estilo de vida saludable puede ser mejorado sin un sistema nervioso libre de interferencias. Después de todo, el sistema nervioso es el máximo controlador de todas las células, tejidos y órganos del cuerpo.

¿Qué significa esto para usted, una persona interesada en descubrir nuevas formas a partir de las cuales las decisiones que tome hoy en día puedan servirle, a usted y a su familia, a encontrar su bienestar en el día de mañana? Un buen seguimiento.

La frase del principio de Gandhi implica que, a lo largo de nuestras vidas, deberíamos de considerar el presente como lo que nos ofrecerá la mejor oportunidad para el futuro. Al relacionar su frase con la investigación mencionada anteriormente, queda claro que su bienestar estará mejor servido si se sigue activamente los siguientes aspectos de un estilo de vida quiropráctico:

- Minimizar las interferencias del sistema nervioso a través de ajustes quiroprácticos
- Llevar una dieta densa en nutrientes
- Realizar ejercicio físico regularmente
- Minimizar el estrés
- Tener una actitud mental flexible y equilibrada

El resultado de nuestra más reciente investigación sugiere que aquellas personas que siguen unos cuidados quiroprácticos regulares: (14-17)

*Experimentan un bienestar físico, mental y social más alto.
*Son más capaces de soportar el estrés.
*Son más propensas a realizar ejercicio físico más vigoroso.
*Suelen estar más sanos.
*Suelen tomar menos medicamentos.

El Estilo de vida Quiropráctico Referencias:
) Un artículo científico
2) Bunker JP, Frazier HS, Mosteller F. Improving Health: Measuring Effects of Medical Care. The Milbank Quarterly 1994;72:225-58.
3) Fenech M. Chromosomal damage rate, aging, and diet. Ann N Y Acad Sci 1998;854:23-36.
4) Fenech M, Dreosti I, Aitken C. Vitamin-E supplements and their effect on vitamin-E status in blood and genetic damage rate in peripheral blood lymphocytes. Carcinogenesis 1997;18:359-64.
5) Fenech M, Rinaldi J. A comparison of lymphocyte micronuclei and plasma micronutrients in vegetarians and non-vegetarians. Carcinogenesis 1995;16:223-30.
6) Fenech M. Micronucleus frequency in human lymphocytes is related to plasma vitamin B12 and homocysteine. Mutat Res 1999;428:299-304.
7) Kiecolt-Glaser JK, Stephens R, Lipitz P, et al. Distress and DNA repair in human lymphocytes. J Behav Med 1985;8:311-20.
8) Glaser R. Thorn BE, Tarr KL, et al. Effects of stress on Methyltransferase synthesis; an important DNA repair enzyme. Health Psychol 1985;4:403-12.
9) Tomei LD, Keicolt-Glaser JK, Kennedy S, et al. Psychological stress and phorbol ester inhibition of radiation-induced apoptosis in human PBLs. Psychiatry Res 1990;33:59-71.
10) Kiecolt-Glaser JK, Glaser R, Gravenstein S, et al. Chronic stress alters the immune response to influenza virus vaccine in older adults. Proc Natl Acad Sci USA 1996;93:3043-7.
11) Jiang H, Moreau M, Raso J, et al. Identification of the location, extent, and pathway of sensory neurologic feedback after mechanical stimulation of a lateral spinal ligament in chickens. Spine 1997;22:17-25.
12) Birder LA, Roppolo JR, Iadarola MJ, et al. Electrical stimulation of visceral afferent pathways in the pelvic nerve increases c-fos in the rat lumbosacral spinal cord. Neurosci Lett 1991;129:193-6
13) Todd AJ, Spike RC, Brodbelt AR, et al. Some inhibitory neurons in the spinal cord develop c-fos-immunoreactivity after noxious stimulation. Neuroscience 1994;63:805-16.14) Menetrey D, Gannon A, Levine JD, et al. Expression of c-fos protein in interneurons and projection neurons of the rat spinal cord in response to noxious somatic, articular, and visceral stimulation. J Comp Neurol 1989;285:177-95.15) Molander C, Hongpaisan J, Persson JK. Distribution of c-fos expressing dorsal horn neurons after electrical stimulation of low threshold sensory fibers in the chronically injured sciatic nerve. Brain Res 1994;644:74-82. 16) Rupert RL, et al. Maintenance Care: Health promotion services administered to US chiropractic patients aged 65 and older: Part 2. J Manipul Physiol Ther 2000;23:34-41.17) Coulter ID, Hurwitz EL, et al. Chiropractic patients in a comprehensive home based geriatric assessment, follow up and health promotion program. Topics in Clinical Chiropractic 1996;3:46-9
 
 
  
Designed by smart-steps.com